Sociedad Interamericana de Prensa | Hora de CierreImpunidad | Home


20 de marzo del 2005

Chocolatín con leche

"Le ronca los timbales" hubiera exclamado Alberto, el bolitero del barrio, después de haber escuchado a Fidel Castro anunciar por televisión la distribución -por la libreta de racionamiento- de café sin chícharos y de chocolate con leche en polvo.

Por Tania Quintero, desde Lucerna, Suiza

Si algo caracteriza al presidente de Cuba es no tener miedo a hacer el ridículo ni importarle los comentarios generados por sus discursos en los medios internacionales de prensa. Si de su larga intervención el 8 de marzo lo que tuvo repercusión fue la venta de ollas a la población, ahora la "noticia" no es el aumento de la cuota de café (4 onzas per capita al mes) sino que este dejara de estar mezclado con chícharos.

Otra buena nueva es la distribución de "chocolatín con leche". Una idea -como todas-surgida del comandante, quien según ha confesado ha sustituido el café y el té por la leche con chocolate. Aficionado a mantenerse informado, el mandatario cubano debe haber leído acerca de últimas investigaciones adjudicándole al chocolate negro una serie de cualidades. Algunos científicos han propuesto incorporarlo a la Dieta Mediterránea, consistente en aceite de oliva, frutas, verduras, aceitunas, frutos secos, pescados, mariscos y vino tinto.

Más que chocolate con leche los cubanos lo que necesitan son libertades: para comer, informarse, expresarse, reunirse, discrepar públicamente y viajar. Más que café puro o mezclado, los cubanos, en particular los niños, necesitan leche, yogurt, mantequilla, margarina y quesos. Más que ollas, los cubanos necesitan computadoras, teléfonos celulares, radios de onda corta y antenas parabólicas.

En 46 años de revolución, los cubanos han visto aparecer y desaparecer toda clase de experimentos: café Caturra, Cordón de La Habana, cortinas rompevientos, ganado F-1 y F-2, Ubre Blanca, Brigadas Invasoras Che Guevara (con sus bulldozers, de un extremo a otro de la isla, acabaron con frutales y árboles maderables), planes porcinos y arroceros, presas y represas con tilapias y otras especies de agua dulce para mejorar la alimentación del cubano de a pie, organopónicos, quema de cañaverales al estilo australiano, pedraplenes, bicicletas, "camellos", plátanos microjets, hamburguesas Zas, helados de cítricos como fuente de Vit. C, pasta de oca, picadillo de soya, yogurt de búfala, proteína vegetal, croquetas de "averigua" (con que están hechas), "sopa de gallos" (agua con azúcar prieta), panes y pizzas elaborados con harina de boniato, "líquido de frenos" (refresco instantáneo con sabor a fresa) y cerelac, entre otros inventos.

Las ollas, el café sin chícharos y el chocolate con leche fueron "convoyados" con otras noticias: según Fidel Castro, el peso cubano convertible (más conocido por "chavito") se "fortaleció" en un 7 por ciento. Una consecuencia inmediata se vio en las Cadecas (cajas de cambio): un "chavito" se vende en 24 pesos (antes 26) y se compra en 25 (antes 27). Otra novedad es el entierro oficial de la industria azucarera, ahora calificada de "trabajo de esclavos".

Lo significativo es que la misma persona, 35 años atrás, no se percató de que cuando cientos de miles de cubanos fueron movilizados al corte, limpia y alza de cana estaban reviviendo la esclavitud. A cambio de nada: la "zafra de los diez millones" fue un rotundo fracaso y de aquel desastre lo único bueno que quedó fue el nacimiento de Los Van Van.

Dada la musicalidad del cubano, no descartemos la aparición de una canción que a ritmo de reggaeton, sin ordinariez, en su letra hable de ollas, café sin chícharos y chocolatín con leche. Daría continuidad a una tradición, pues de las épocas buenas y malas de nuestra historia republicana han quedado inmortalizadas canciones de la talla de El Bodeguero. Con un estribillo muy actual: "Toma chocolate, paga lo que debes".


 

preguntas y comentarios? escríbanos
Copyright 2003 Inter American Press Association. All rights reserved.
Powered by SurMedia Inc.